mamá corre
Carrera

¡Sí! Mamá corre (o lo intenta)

Hace unos meses que nació una nueva mamá runner, o al menos un proyecto de ella. ¡Sí! Esta mamá de dos pequeños se volvió a calzar las zapatillas para volver a correr y parece que está vez con constancia y con el objetivo de lograr nuevas metas. Así que ahora mis bichitos pueden decir: mamá corre. Y es que hasta ahora solo corría papá y la verdad es que papá corre mucho.

Mamá, es decir yo, volvió a correr después de cada parto, pero…. tras el primero, el de la ratona, no fue nada constante y lo aparcó. Tras el parto del #pequeñoM volví a correr con ganas, pero…, mi suelo pélvico impidió que continuara. Hace medio año más o menos, la fisio, mi querida Sofía, me dio el alta y volví a calzarme las zapatillas con un montón de ganas.

Poco a poco te iré contando por aquí mis aventuras y desventuras, que seguro que las habrá 🙂 Pero antes quiero que sepas, que tengo un montón de ganas de seguir aumentando distancias y mejorando ritmos, así que vamos a por ello. ¿Me acompañas?

Te adelanto que por ahora, he corrido dos carreras, una legua en la que llegué la última pero ¡la terminé! y un cinco mil del que te hablaré en los próximos días con todo detalle porque esto contentísima con el resultado.

En mi primera carrera, cuando llegué a meta la ratona dijo: mamá corre, y la verdad es que me llegó al alma. Ahora estoy pensando en mi próximo objetivo, un 10k, pero antes habrá otras pruebas porque hay que mover el culete. Te contaré cómo me va ya que para alcanzar el objetivo de los 10 kilómetros tengo que entrenar mucho, pero que mucho mucho 🙂

Y tú, ¿corres? ¿Te gusta? Cuéntame y espero que te animes a ¡CORRER! y tu familia también diga eso de mamá corre.

¡Buena semana!

También puede gustarte...