mi cajón de sastre

Tres meses en FitBoxing

El FitBoxing es una disciplina que se ha vuelto muy popular al combinar técnicas de boxeo sin contacto, Muay Thai y KickBoxing con ejercicios funcionales. Yo llevo tres meses poniéndome los guantes y tengo que reconocer que me gusta un montón, aunque la técnica de algunos golpes al saco me cueste hacerlos bien.

En Valladolid contamos con Brooklyn FitBoxing, un centro donde entrenamos 47 minutos sin parar y la verdad es que en ese tiempo NO SE PARA. Yo estoy realmente encantada, voy a primerita hora de la mañana y llego al trabajo con mucha energía. Esa sensación de empezar activada el día me encanta.

Beneficios del FitBoxing

Trabajar la resistencia cardiovascular.
Gracias a cómo está planteado se trata de un trabajo de alta intensidad, ya que entre round y round se realizan ejercicios funcionales con los que bajamos las pulsaciones. Así logramos mejorar la capacidad pulmonar.

Fortalecer la musculatura.
Con esta actividad trabajamos todo el cuerpo y tonificamos la musculatura.

Menor nivel de estrés.
A través del FitBoxing ayudamos a liberar tensión y reducir estrés, lo que tiene un impacto muy positivo en nuestra salud mental. Durante la actividad liberamos muchas endorfinas.

Favorecer la concentración.
No podemos distraernos, ya que un golpe dado fuera de tiempo nos penaliza, por lo que debemos estar concentrados y atentos. Cada 15 días se cambia el challenge y por lo tanto la coreografía.

Fitboxing

Fotos cedidas por Brooklyn FitBoxing

¿Cómo transcurre una clase de FitBoxing?

Las clases duran 47 minutos. Comenzamos con una activación de unos 10 minutos y tras ella empezamos a pegar al saco a ritmo de la música. En esta fase del entreno realizamos 8 rounds de dos minutos cada uno con dos minutos de descanso activo. Para finalizar enfriamos estirando el cuerpo entero durante cinco minutos.

¿Qué material necesito para practicar FitBoxing?

Para la práctica de FtiBoxing en necesario usar vendas y guantes que Brooklyn te proporciona en la clase de prueba. Asimismo, debes llevar ropa cómoda y calzado deportivo y te adelanto que yo, que soy muy friolera, suelo entrenar en pantalón corto y top desde el primer round. Y es que el calor se apodera de ti porque, como he dicho un poco más arria, no paras ni un segundo.

Fitboxing

Mi experiencia en FitBoxing

La primera vez que escuché hablar de este deporte fue a través de una mamá del colegio y en el momento me picó la curiosidad, pero no fue hasta unos meses después cuando, no sé por qué, me volví a a acordar de ello y decidí comprar la clase de prueba.

Me lo pasé en grande y durante todo el día estuve dando vueltas a lo que me había comentado el entrenador y cómo podía compaginarlo con mis otras actividades, ya que además de correr suelo hacer Body Pump en el gimnasio del que somos socios.

Tras ver los horarios, que figuran en la aplicación y analizar un poco mi día a día vi que era compatible si entrenaba dos días a la semana a primerísima hora de la mañana, antes de ir a trabajar. Así que me lancé y la verdad es que no me arrepiento. Tres meses llevo yendo bien temprano, cuando aún no ha amanecido (si me sigues en IG verás en mis stories que suelo compartir los días que estoy de camino, así como la hora y la temperatura que hace).

Al finalizar cada clase hay una clasificación final con la puntuación de cada fitboxer con la que te puedes motivar para mejorar en el próximo entrenamiento o para ver tu evolución. Yo suelo terminar al final de la tabla pero el challenge 245 quedé tercera de mi clase, todo un logro para mí.

¿Conocías este deporte? ¿Qué te parece? Cuéntame que te leo y ya sabes si te apetece participar en la sección testimonios hablarnos de tu relación con el deporte, cómo concilias o lo que te apetezca dímelo.
arantxa | mamá corre

También puede gustarte...