la cabeza dice no
Carrera

Cuando la cabeza dice no …

… las piernas no avanzan

Hay días en los que la cabeza dice no y me es imposible seguir, avanzar.  Últimamente estos días son frecuentes. De hecho si me sigues en Instagram lo habrás visto. Esto me da rabia, coraje porque veo que el tiempo avanza en mi contra y no llegaré a alcanzar mi objetivo: un 10k en mayo. Mi objetivo era, o es mejor dicho, terminar. Terminar sin tener en cuenta el tiempo, pero  veo que que cada día se complica un poco más. Y es que hay días en los que la cabeza dice no y no soy capaz de correr.

En ese momento las piernas se bloquean y me toca caminar. Al rato vuelvo a correr y vuelvo a andar, pero me enfado porque la idea con la que salí de casa veo que no se cumple. Y la rabia me sube de pies a cabeza, me paro en seco y…., paro el reloj y doy media vuelta cabizbaja y enfadada. Seguramente pienses que soy débil, que debería decir a mi cabeza que no, que debo seguir adelante, pero no lo consigo. ¡Soy incapaz!

Esos días no soy capaz de cambiar el chip y avanzar. Sé que correr no es más que poner un pie delante del otro, pero hay días en los que no, en los que no soy capaz de hacer ese gesto tan simple.

Sé que todo es de cabeza y que debería ser más fuerte mentalmente, pero no lo consigo. Lo cierto es que es desesperante ver que los días avanzan y no logro aumentar distancias en las carreras. Y es que antes del día de carrera tengo que haber llegado a hacer esa distancia para ver que soy capaz de conseguirlo.

¡En fin! Habrá que seguir trabajando y como dice novato en triatlóntodo suma‘ o eso espero.

En ocasiones la cabeza dice sí

E igual que te cuento que cuando la cabeza dice no las piernas no van y actualmente estoy buscando la forma de superarlo; también tengo que reconocer que hay días muy buenos. Días en los que todo sale a la perfección. Días en los que la cabeza dice sí.

Uno de estos días fue ayer domingo. Ayer salí a correr tempranito, con la fresca y me sentí cómoda, muy cómoda. Corrí siete kilómetros sin parar y terminé con fuerza, apretando. Esos 7 kilómetros me supieron a gloria y me dieron fuerza para la semana que comienza, ya que será complicada para sacar huecos. Pero bueno encontraremos la manera de sumar kilómetros 🙂

¿Alguna vez la cabeza ha dicho no y has sido incapaz de avanzar? ¿O por el contrario logras seguir adelante?  ¡Cuéntame! Me encantará conocer otras situaciones o trucos para superar esos momentos. ¡Gracias y feliz semana!

 


Si no te quieres perder nada ¡suscríbete!

[wysija_form id=»2″]

También puede gustarte...